MERMELADA DE RUIBARBO Y FRESAS

La mermelada de ruibarbo ha sido todo un descubrimiento. Hasta ahora la traía de Alemania donde esta planta se consume un montón y elaboran con ella zumos, mermeladas, pasteles, y seguro que hasta algo salado que todavía no he probado, pero ahora la hago en casa, en un periquete, y está superbuena, el único problema encontrar el dichoso ruibarbo, que no siempre está en la frutería ;))

MERMELADA-DE-RUIBARBO-Y-FRESAS-BY-RECURSOS-CULINARIOS

INGREDIENTES:
400gr. de ruibarbo.
300gr. de fresas.
350gr. de azúcar.
Medio vaso de agua.

ELABORACIÓN:
Pela el ruibarbo como si fuera un apio para sacarle los filamentos. Lávalo y cortálo en trozos pequeños.
Lava las fresas y trocea un poco. 
En una cazuela pon las dos frutas, el azúcar  y el agua y lleva a ebullición.
Cuando la mezcla empiece a hervir baja el fuego y ves removiendo para que no se pegue en el fondo de la cazuela. Tiene que mantenerse una ebullición suave y constante hasta que tenga la consistencia de mermelada. Tardará una media hora más o menos.
Una vez hecha la mermelada deja que se enfríe a temperatura ambiente ya la puedes embotar.

RECURSOS CULINARIOS:
El ruibarbo y las fresas casan estupendamente, además encontrarás muchas recetas donde se utilizan las dos frutas, ya que se recolectan más o menos en la misma temporada, pero esta mermelada está muy buena si en vez de fresas utilizas cerezas.
Otra mermelada que también hago a veces es la de ruibarbo solo, para este caso utilizo la mitad de azúcar normal, y la otra mitad aromatizado con vainilla. El toque avainillado le da un sabor muy bueno.


LUBINA AL HORNO

El verano me sabe a pescado al horno, porque es fácil, es rico y sobretodo porque suelo veranear en el norte donde no hace tanto calor y no te da tanta pereza encender el horno y donde además encuentras unos pescados estupendos para prepararlos con esta receta, una preparación muy sencilla con la que los pescados quedan bonísimos. Hoy os explico como preparo la lubina al horno.

LUBINA-AL-HORNO-BY-RECURSOS-CULINARIOS

INGREDIENTES:
2 Lubinas medianas.
3 patatas grandecitas.
1 cebolla.
Pimienta.
Sal.
Aceite.
1 diente de ajo.
Un chorro de lima o limón.

ELABORACIÓN:
Limpia las lubinas y deja que escurran.
Enciende el horno a 200º.
Sala el pescado por fuera y por dentro.
Pela las patatas y la cebolla.
Pon un papel de horno sobre una bandeja y engrasa con un poco de aceite.
Pon la cebolla cortada muy fina, encima las patatas cortadas de forma irregular, salpimienta y pon otro chorrito de aceite por encima.
Mete la bandeja en el horno unos 25-30 minutos o hasta que las patatas estén, lo sabrás cuando al pincharlas con un cuchillo este entre sin dificultad.
Pon el pescado encima de las patatas y mete en el horno de 12 a 15 minutos dependiendo del tamaño.
Mientras lamina el diente de ajo y ponlo en un cazo con un chorro de aceite a fuego muy lento hasta que se dore el ajo.
Saca del fuego el cazo y echa un chorro de zumo de lima o de limón con cuidado que salpica mucho y vuelve a poner el cazo en el fuego hasta que rompa a hervir.
Tira esta salsa por encima de las lubinas.

RECURSOS CULINARIOS:
Lubina, dorada, merluza, etc.... da igual el pescado blanco que utilices, con esta receta de preparar el pescado siempre queda estupendo y además es muy sano.
Puedes sustituir el zumo de lima o limón por una cucharadita de pimentón vigilando que no se queme. quedará muy diferente pero muy rico.
Acompaña este plato con un albariño bien frío.





KARTOFFELPUFFER

Este mes vuelvo a participar en el reto de la Cocina Typical Spanish, con una receta no Spanish si no alemana, alemana, y es que este mes teníamos que traer una receta de algún viaje, y me acordé de los Kartoffelpuffer que no es otra cosa que unas tortitas de patata acompañadas con puré de manzana que en Alemania se come como plato principal y único porque es muy contundente. La primera vez que las probé aluciné pepinos ya que me esperaba una sopa o un plato de carne y me apareció esto en el plato que en vez de plato principal parece más un postre por la forma de tortita y la compota que lo acompaña, pero está tan rico que no se si no será uno de mis platos preferidos de la cocina alemana.

KARTOFFELPUFFER-BY-RECURSOS-CULINARIOS
INGREDIENTES:
3 Patatas harinosas grandes
1 cebolla mediana
2 0 3 cucharadas de Harina, depende de la cantidad de la patata.
1 huevo
Sal
Nuez Moscada

ELABORACIÓN:
Ralla las patatas y aprietalas un poco para que pierdan un poco de su liquido.
Añade la harina , el huevo y mezcla bien.
Añade la sal y un poco de nuez moscada.
En una sartén pon un poco de aceite y ves friendo las tortitas poco a poco. Las Kartoffelpuffer chupan mucho aceite así que tendrás que añadir un poco de vez en cuando.
Cuando estén doradas por un lado dales la vuelta, y fríe por ese lado.
Una vez fritas, dejan que pierdan el exceso de aceite sobre un papel de absorbente.
Sirve las kartoffelpuffer acompañadas de compota de manzana, te dejo el link a la receta , pero tritura la compota de manzana con un tenedor, en este caso queda mejor.

RECURSOS CULINARIOS:
Pocas variantes hay de esta receta, puedes añadir un poco de pimienta si quieres, pero no olvides de acompañarlas con una cerveza, mejor si es una Weißbier.
Es un plato contundente y en Alemania se sirve como plato único, por lo que yo hago caso y cuando lo hacemos no comemos nada mas.
Si tienes ocasión de viajar a Alemania en época navideña y visitas el típico mercadito de Navidad, busca una caseta donde hagan los Kartoffelpuffer, es donde mejor saben.

OSTERZOPF ~ TRENZA DE PASCUA

La Pascua en el norte de Alemania se acompaña de los Ostereier, los famosos huevos duros pintados de Pascua, de los Osterfeuer que son fogatas enormes que sirven de punto de encuentro y exaltación de la amistad donde comer una salchicha y beber unas cervezas, de los Osterhase, las liebres de Pascua que traen regalos a los niños escondiéndolos por los jardines y de un pan dulce típico muy parecido a nuestras monas tradicionales con forma de trenza que no se puede llamar de otra manera que Ostertopf , trenzas de Pascua.

OSTERZOPF-TRENZA-DE-PASCUA-BY-RECURSOS-CULINARIOS

INGREDIENTES:
100gr. de mantequilla.
200ml. de leche fresca.
20gr. de levadura fresca.
50gr. de azúcar y un poco más para espolvorear la trenza.
1 naranja BIO.
500gr. de harina.
2 pizcas de sal.
1 huevo.

ELABORACIÓN:
PASO 1:
En un cazo derrite la mantequilla.
Añade la leche tibia y mezcla con la mantequilla.
Mezcla la levadura con 1 cucharada de azúcar en un bol.
Cuando la mezcla de mantequilla y leche se haya enfriado un poco añade esta a la mezcla de levadura y azúcar. Mezcla bien y deja reposar tapado 15 minutos.
PASO 2:
Ralla la cáscara de la naranja y reserva.
Haz un zumo con la naranja, hará falta unos 50ml. y reserva.
Mezcla la harina con el resto del azúcar, la raspadura de la naranja y las pizcas de sal.
Cuando hayan pasado los 15 minutos de reposo añade la mezcla de levadura al bol de harina.
Añade el huevo entero y el zumo de naranja.
En una encimera espolvoreada de harina amasa todos los ingredientes unos diez minutos.
Haz una bola con la masa y déjala tapada en un lugar sin corrientes durante una hora o hasta que doble su volumen.
PASO 3:
Pasado el tiempo de levado, divide la masa en tres o cuatro trozos más o menos iguales.
Enciende el horno sin ventilador, con calor arriba y abajo a 180º.
Haz un rollito con cada porción y dale vueltas contra la encimera para que se vaya alargando y tener una tira larga con cada porción.
Haz una trenza de tres o cuatro cabos con las tiras.
Enrolla la trenza y junta el principio con el final para que quede una rosca.
Pinta la trenza con leche, tápala con un trapo y deja que repose 10 minutos.
Vuelve a pintar la trenza con leche, espolvorea con abundante azúcar y mete la trenza en el horno unos 25-30 minutos hasta que veas que se ha dorado.
Cuando esté lista  deja que se enfríe y prepara un café .

RECURSOS CULINARIOS:
La receta original tiene un acabado diferente. Una vez hecha la trenza se pinta con una yema batida y mezclada con dos cucharadas de nata y se espolvorea por encima almendra laminada. Una que es poco previsora a optado por pintar la trenza con leche y espolvorear de azúcar.
Hay quien añade huevos cocidos encima de la trenza, típico de Pascua.
También se le pueden añadir rellenos, unas pasas es lo más común pero también las rellenan de mazapán, con cacao, nueces, etc....
Aunque es típica de la Pascua, puedes hacer la misma masa y hacer panecillos pequeños, controla el tiempo de horneado ya que necesitarán menos tiempo, y si te pasas pueden quemarse o quedarse secos.
FROHE OSTERN!!