COCA DE TOMATE

Ya ha llegado la primavera, y aunque el tiempo no acompañe a mi ya me empiezan las ganas de las comidas en la terraza y los picnics aunque sea con bufanda ;) Esta coca de tomate es ideal para estas comidas por su sencillez, porque puedes variar sus ingredientes y porque es agradecida. se hace en un periquete, y la puedes preparar con antelación ya que esta rica tanto fría como caliente.

coca-de-tomate-by-recursos-culinarios

Coincide además que Cocineros del Mundo, una de las comunidades en la que participo en Google+, está de aniversario, y el reto de este mes era hacer una receta de primavera. así que con esta receta participo en el 2º aniversario del Reto Cocineros del Mundo

INGREDIENTES PARA LA MASA
150gr. de harina blanca.
150gr. de harina integral.
200gr. de agua.
10gr.de sal
10gr. de levadura fresca
Un buen chorro de aceite de oliva virgen.

450gr.de tomates de pera.
Aceite de oliva virgen
Una pizca de sal.
Una pizca de azúcar.
Orégano al gusto.
Un buen golpe de pimienta.
Aceitunas negras, si son aliñadas mejor.

Pelamos los tomates, los troceamos y los ponemos en un bol y lo aliñamos con la sal, el azúcar para quitarle la acidez, el orégano, la pimienta y aceite de oliva. Tapamos el bol y lo dejamos macerar mientras hacemos la masa y leva.
En otro bol mezclamos las dos harinas. Lo de mezclar harinas es cosecha propia, puedes hacerlo sólo con harina refinada o harina integral, o de espelta, pero en este caso igual hay que retocar la hidratación de la masa. Añadimos la sal y mezclamos todo
Deshacemos la levadura con el agua tibia y lo añadimos a la harina, y empezamos a mezclar. Agregamos el aceite de oliva y amasamos un buen rato pero sin añadir mas harina, si se pega la masa a las manos o a la encimera, se sigue trabajando o se deja reposar cinco minutos en el bol para seguir amasando después. Los maestros panaderos dicen que el reposo amasa, y funciona! Una vez tenemos la masa lista la tapamos y la dejamos reposar para que leve durante una hora mas o menos. Encendemos el horno al máximo para que esté bien caliente unos quince minutos antes de meter las cocas en el horno.
Pasado el tiempo de reposo estiramos la masa sin rodillo y sin aplastarla mucho para no perder todo el aire de la masa. A mi me gusta dividirla en dos partes alargadas porque es mucho mas fácil trabajarla. Hacemos una especie de barra plana y ponemos encima el tomate y las aceitunas. Metemos las cocas en el horno a media altura durante unos quince minutos.
A estas cocas puedes añadirles lo que quieras, unas alcachofas, unas anchoas, queso, etc....
Espero que las probéis, y las disfrutéis y que llegue el calorcito para disfrutar de las comidas en la terraza y los picnics, pero sin  bufanda ;)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada